18 maneras de hacer que tu gestión del tiempo sea más asertiva

Saber utilizar y gestionar el tiempo es una de las habilidades más requeridas por los empleadores en cualquier segmento productivo. ¿Cómo te relacionas con el tiempo? La mayoría de las veces, ¿hay tiempo para tantas tareas o puedes hacer todo de manera asertiva? ¡Aquí hay 20 consejos que pueden ayudarlo a hacer que su gestión del tiempo sea más asertiva!

1) El tiempo es un recurso

Al igual que el dinero o la electricidad, por ejemplo, el tiempo también es un recurso, que debe gastarse o ahorrarse estratégicamente. La mala noticia es que la mayoría de las veces es difícil acumular tiempo, al igual que hacemos con nuestro salario. De esta manera, sepas utilizarlo con conciencia, contemplando las tareas y acontecimientos tanto de tu vida personal como profesional, con armonía.

2) Organiza tu entorno

No hay forma de que quieras administrar mejor tu tiempo si tu vida se encuentra desordenada. Comience por organizar sus pertenencias personales, su hogar, su rutina e incluso su estación de trabajo. ¡Desbloquealo, así de simple! Organiza los objetos útiles a tu rutina, dejándolos siempre cerca de ti. Mantenga lo que es útil y no lo use durante la hora. Sal de objetos inútiles: da o recicla. Mantén la organización y limpia tus espacios y objetos constantemente. También organiza todos los objetos que serán necesarios para tu rutina, así «ahorras» tiempo útil que se puede dirigir a otras demandas.

3) Encuentre un método de gestión del tiempo que satisfaga sus necesidades

¿Sabías que existen multitud de métodos de gestión del tiempo? Uno de ellos puede ser más adecuado para usted. ¡Busca aquí en el blog o entre nuestros cursos sobre gestión del tiempo y compruébalo! En caso de duda, elige la que ofrezca más sencillez a tu rutina.

gestión del tiempo

4) No robes el tiempo de otras personas

Cuando prometes algo o te comprometes con un evento o tarea con alguien y no cumples, estás metafóricamente «robando» el tiempo de los demás, y también el tuyo. Sé discernido en la aceptación de las demandas y el desapego para cumplir tu promesa.

5) Tener recursos de gestión del tiempo disponibles

Utilice el calendario impreso, el calendario electrónico, los post-its, los planificadores, el software de planificación y gestión de tiempo y proyectos, las aplicaciones en su teléfono inteligente y cualquier otra cosa que pueda ayudarlo a administrar su tiempo. Seleccione las mejores características.

6) Mejora la forma en que te comunicas

La comunicación asertiva y directa ayuda a mejorar su rendimiento y relación con el tiempo. Independientemente de lo que tenga que decirse, hable directamente (en el sitio, por llamada o mensaje de voz). Cuando se trata de transmitir un mensaje escrito, sea directo y conciso. Evite los correos electrónicos largos, pero proporcione todos los detalles para comprender el mensaje. Hable directamente con las personas adecuadas mientras evita a terceros.

7) Tener una agenda integrada

Sus agendas personales y profesionales deben estar integradas. No hay forma de administrar su tiempo útil dividiendo estos dos tipos, porque los horarios y las citas se cruzarán. Organiza tus horarios de forma eficiente e integrada.

8) Delegar tareas cuando sea necesario

Delegar tareas a menudo es importante para que usted cumpla con lo que es más urgente o importante. No tengas miedo de delegar las tareas cotidianas a alguien en quien confíes. En el entorno corporativo, especialmente cuando se trata de un liderazgo, el delegado puede ser un gesto de confianza en el líder.

9) Prioriza y categoriza tus tareas

Priorizar son las palabras de orden para cualquier gestión del tiempo. Priorizar lo que es importante y urgente. Otras tareas se pueden hacer con menor prioridad, ¡pero deben hacerse! Cree un sistema de categorías para sus tareas y demandas.

10) ¡No procrastines!

La procrastinación, el acto de dejar las tareas para más tarde sin una justificación concreta, es el enemigo número 1 de una buena gestión del tiempo. Es simple: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. A menudo se relaciona con creencias y comportamientos muy antiguos y arraigados. Cuando la procrastinación interrumpe tu vida personal y profesional, lo indicado es buscar terapia u otro tipo de intervención.

11) Saber pedir ayuda y no centralizar

Muchas personas centralizan tareas que pueden competir con un grupo (familia o equipo de trabajo, por ejemplo) y asumen más responsabilidades de las que deberían. Pida ayuda cuando lo necesite y no centralice las responsabilidades: confíe más en las personas y comprenda que centrarse en las necesidades y el miedo.

12) Solo comprométete con lo que puedes lograr

Una promesa incumplida puede ser una obstáculo en su gestión del tiempo. Habrá cargos, reprogramación para poder cumplir con la promesa, estrés innecesario y más. Esto puede incluso retrasar otros compromisos asumidos. Ejercita el «no» cada vez que no puedas comprometerte con algo.

13) Cumple lo que prometiste

Está bien, si prometiste algo, ¡apégate a ello! Trate de eliminar esta demanda lo antes posible. Recuerda lo que hablamos anteriormente sobre «robar» el tiempo de los demás, esto todavía vale para las promesas que has hecho.

14) Tener tiempos fijos para leer correos electrónicos

Programe una hora para leer sus correos electrónicos y evite perder el tiempo analizándolos en todo momento: puede ser por la mañana, al mediodía y al final del día. Dedique un tiempo fijo a los correos electrónicos y no exceda este período.

15) ¡Deja de poner excusas!

Cualquiera puede administrar bien su tiempo. La falta de tiempo es sinónimo de la incapacidad de una persona para organizar sus tareas y su vida. Muchas personas ponen excusas sobre cómo no tienen tiempo para nada y, a menudo, sentirse abrumados con cosas que hacer no significa no tener tiempo. Usa el sentido común y asume la responsabilidad de administrar el tiempo en tu vida.

16) Ponte en tu gestión del tiempo

Hay una multitud de cursos y escaneos de capacitación sobre la gestión del tiempo en la actualidad, dada su importancia para la vida profesional y personal. Si todavía tiene preguntas sobre cómo comenzar su administración de calendario, cada día surgen nuevos métodos y el entrenamiento debe ser constante.

17) Utilice la tecnología a su favor

Hablamos antes sobre el uso de los recursos a favor. Pero los recursos electrónicos y tecnológicos han facilitado cada vez más la organización de tareas y la gestión del tiempo. Además, puede integrar diferentes calendarios en un solo lugar, como la función de tareas y el calendario de cuentas de correo electrónico (como el de Google, por ejemplo) e incluso deliberar tareas de equipo.

18) No intentes controlarlo todo

No trates de controlarlo todo y no vivas exclusivamente con tu horario. Haz tu gestión del tiempo con armonía, desapego y equilibrio. Administrar el tiempo significa organizar las citas estratégicamente para que tenga un tiempo de calidad para usted. Al principio, puede ser difícil organizar el tiempo disponible, pero hacerlo con criterio, sin convertir este tipo de gestión en algo obsesivo.


Más mapas mentales...